“Yo no grabo reguetón, de mi estilo no me salgo”: Jorge Oñate - Televallenato - Noticias, Fotos y Videos de Vallenato

Última Hora

“Yo no grabo reguetón, de mi estilo no me salgo”: Jorge Oñate

Jorge Oñate
Jorge Oñate es uno de esos líderes que puede hablar con propiedad del vallenato en todas sus esferas. Por su talante, experiencia y reconocimiento ante el público, ‘El Jilguero de América’ lograr acaparar todas las miradas.

Recientemente en Colombia y en otros países lo que Oñate considera hizo de manera jocosa, al afirmar: “Si un reguetonero me llama a mí pa cantar vallenato con reguetón, le pegó una trompada en la frente y lo privo”, causó reacciones no solamente en los intérpretes de lo urbano, sino que en el mismo vallenato ‘alborotó’ las publicaciones en redes sociales.

Silvestre Dangond dijo que su padrino Jorge Oñate era quien podía hablar y simplemente los demás debían acatar. Peter Manjarrés sorprendió diciendo que son cosas normales en el intérprete de ‘Una aventura más’.

Pero fue Tomás Alfonso ‘Poncho’ Zuleta quien motivó a Iván Villazón y Fabián Corrales, durante un concierto en Ocaña, Norte de Santander, para adornar la canción ‘De bajo el palo e’ mango’ con reguetón.

“Me graban para que mañana lo suban a redes sociales. La música es una sola”, dijo Zuleta en medio de la parranda improvisada. Y ya Oñate le contestó en medio de una entrevista con NUESTRO FOLCLOR. Lo tildó de “payasito”, a pesar de que todos saben de la hermandad entre este par de artistas insignias del vallenato.

Desde Medellín, representantes del reguetón le contestaron a la polémica frase del cantante nacido en el municipio de La Paz.

En el marco de la séptima versión de los Latinos Show, los urbanos le respondieron a Jorge Oñate en la sección de entretenimiento del noticiero del canal Caracol.

“Maestro, lo queremos, mis respetos, le llevamos la alegría al mundo de parte de la música urbana”, le respondió Valentino.

Mientras tanto, J Álvarez le envió el siguiente mensaje: “es como si mi papá me dijera no quiero, uno trata de convencerlo, papi, esto es lo que está sonando, y hay que concederlo, si no hacemos un reguetón hacemos un vallenato”.

Y finalmente el puertorriqueño J.Quiles lo invitó a ser el ‘Ruiseñor’ del género urbano.
NUESTRO FOLCLOR habló con Jorge Oñate y desde Sincelejo, el artista se sostuvo en su posición y además habló de su nueva grabación, que será en Valledupar.

¿Por qué el pronunciamiento de meterle una trompada a quien lo invitara a cantar reguetón?

En la rueda de prensa, que era para hablar de la nominación al Grammy Latino, los periodistas amigos me hicieron la pregunta que si yo grabaría reguetón, yo dije desde un principio que no porque era vallenato y sería perder los principios que yo empecé: traicionarme yo mismo y al vallenato. Cuando se terminó toda la entrevista, los periodistas en la piscina del Hotel Sicarare me volvieron a hacer la pregunta, qué si yo grababa reguetón y yo lo que quise decir fue una cuestión folclórica, nada malo, y así fue cuando respondí: yo no grabo reguetón y quien me convide a grabar le pego una trompada en la frente y lo privo. Lo hice para ponerle folclor a esto.

Pero usted dio la declaración y todo fue viral en menos de 12 horas…

De pronto sacaron la noticia sin pensar, pero tuvo tanto revuelo que se volvió viral, eso quiere decir que llenó las expectativas en las redes sociales. Son cosas sanas y de Dios, porque Él es quien pone su grano de arena.

A raíz de su declaración, algunos reguetoneros le extendieron la invitación a grabar una canción con ellos. ¿Cuál es su opinión ahora del tema?

Ya me llamaron desde Puerto Rico, un reguetonero me dijo que había grabado ‘Mujer marchita’ y ‘No comprendí tu amor’, yo lo felicité, entonces me comentó que yo era el grande del vallenato.

Me invitó a verme con él en Bogotá y le dije que tenía un baile programado para la capital del país y que podíamos vernos, luego me comentó que tenía una canción llamada ‘La trompá’ y yo le respondí que tenía otra que se llama ‘La patá’ (risas). Yo no grabo reguetón, de mi estilo no me salgo porque no me lo permitiría la gente que me ha acompañado durante 50 años, le dije. Me están convidando y quieren que lo haga, pero no, el vallenato es lo mío.

¿Entonces se mantiene grabando música vallenata?

Yo no me salgo del vallenato. Pienso que los reguetoneros están llamando al vallenato, sobre todo al acordeón que es el patrón, es el que da el rey de reyes. Yo salí y partí el vallenato en dos porque antes las agrupaciones no tenían cantante sino que esa función era del acordeonero también. Los reguetoneros nos están llamando porque el vallenato es revuelo a nivel internacional, entonces dirán que buscando a gente fuerte del vallenato pueden combinar los géneros. Yo no hago eso.

¿Tuvo la oportunidad de ver el vídeo e interpretar el mensaje enviado por ‘Poncho’ Zuleta en Ocaña?

Sí, el compadre ‘Poncho’ a veces se vuelve payasito, no se sostiene, él es de las raíces del vallenato: ¿cómo va a bailar y cantar reguetón haciendo fusión a ‘El palo e mango’ (‘De bajo del palo e’ mango’)? No, Iván Villazón también se presta y lo mismo Fabián Corrales, para mí son tres payasos y hay que llevarlos a los payasos bebés de Bogotá.

¿Y si no quiere grabar reguetón, entonces cuándo hará su nuevo proyecto en la música vallenata?

Este año no entregaré un nuevo álbum, seguiré con el más reciente que es ‘Patrimonio cultural’. Actualmente está sonando una buena canción como es la de Rolando Ochoa, que es rápida, alegre. También la obra de Rafael Manjarrés y ‘Seductora’ de Efrén Calderón, creo que sacar algo más es perder importancia. Hay que esperar el año entrante y haremos un CD igual o mejor que este.
Historia

La agrupación de Los Hermanos López se encargaron de abrirle campo a un cantante, que a la postre terminó convirtiéndose en líder y figura representativa del vallenato.

En esa idea de evolución sana y atractiva para el folclor, Los Hermanos López decidieron incluir a un intérprete en su agrupación y todo porque el acordeonero Miguel López no cantaba. En el año de 1969 Miguel López (acordeón), Pablo López (Caja) y Alfredo Gutiérrez Pedraza (guacharaca y canto) participaron en el Festival Vallenato en la categoría aficionada y ocuparon el segundo lugar detrás de Los Hermanos Zuleta, Emiliano y ‘Poncho’.

Después apareció un joven de La Paz, Cesar, que vivía en Bogotá y que había grabado con el conjunto ‘Los del Guatapurí’ de Emilio Oviedo y también con Nelson Díaz y tenía dotes de buen cantante, ese era Jorge Antonio Oñate González.

En 1972, Los López se presentaron en el Festival Vallenato y alcanzaron el primer lugar, por lo tanto se llevaron el rey vallenato con Miguel López, aunque nunca cantó como si lo hicieron sus antecesores Alejandro Durán, Nicolás Elías ‘Colacho’ Mendoza, Calixto Ochoa y Alberto Pacheco. Quien hizo el canto y la guacharaca fue Jorge Oñate y en la caja estuvo Pablo López.

De ahí en adelante, Oñate se convirtió en el centro de la música vallenata y estuvo al lado de los López por cinco años. Penetraron la historia de los juglares que tocaban, componían y cantaban.
En 1975 por razones personales, más no económicas, se dio la separación entre Los Hermanos López y Jorge Oñate, así fue como Miguel consiguió al cantante Fredy Peralta, en el corregimiento de Patillal.

Fueron nueve los LP que grabaron Los Hermanos López con el canto de Jorge Oñate:

1. Lo último en vallenato 1969
2. Diosa Divina 1970
3. El jardincito 1971
4. Reyes vallenatos 1972
5. Las bodas de plata 1973
6. El cantor de Fonseca 1973
7. Fuera de concurso 1974
8. Rosa jardinera 1974
9. Canto a mi tierra 1975

Este género fue declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, por su valor cultural y tradicional. La decisión fue tomada por 24 miembros del Comité Intergubernamental de la Unesco, en Namibia, África, quienes analizaron elementos del patrimonio vivo particularmente frágiles o en peligro, cuya salvaguardia se considera una cuestión de emergencia.

Jorge Oñate se convirtió en el centro de la música vallenata y estuvo al lado de los Hermanos López por cinco años.

Con los Hermanos López, Jorge Oñate grabó nueve álbumes desde 1969 hasta el año 1975. El primero fue llamado ‘Lo último en vallenato’.


“El compadre ‘Poncho’ a veces se vuelve payasito, no se sostiene, él es de las raíces del vallenato”.

Por: Carlos Mario Jiménez - Fuente: El Pilón

No hay comentarios.